Las 7 diferencias básicas

Las diferencias básicas entre: Hotel – Hostal – Pensión

Antes de nada me gustaría aclarar, que existen un sinfín de particularidades, complejidades y paradojas a la hora de establecer las diferencias entre hoteles, hostales y pensiones. Por lo que quisiera elaborar un listado lo más básico posible para evitar confrontaciones.

Partiendo de unos requisitos mínimos exigidos en la legislación, empecemos por conocer que la clasificación de los establecimientos hoteleros se distribuye en los grupos y categorías siguientes:

Hoteles (desde una hasta cinco estrellas)

Hostales (una y dos estrellas)

Pensiones (categoría única)

Hoteles Apartamentos (al igual que los hoteles, desde una hasta cinco estrellas)

Citando textualmente el Decreto 47/2004, la categoría de los establecimientos hoteleros será fijada teniendo en cuenta la calidad de las instalaciones y servicios.

De aquí deducimos, que todos los grupos deben cubrir unos requisitos mínimos legales según la categoría ostentada, y podrán añadir todo lo que estimen necesario y oportuno en función de sus capacidades de inversión y mejora.

Mayor categoría – mayor calidad – mayor precio.

brand

Todo en función de variables muy importantes como ubicación o servicios, por ejemplo.

Tras la liberación de tarifas, se establece precio libre según mercado, por lo que se exige como mínimo, en este caso que se firme un contrato donde figuren, entre otros, el acuerdo de tarifa que se negociara a la hora de realizar la reserva. Es muy recomendable formalizar todos los datos posibles por escrito en el momento de efectuar la reserva para que no haya lugar a dudas ni sorpresas a la llegada al establecimiento.

Dicho esto, vamos a por las diez diferencias entre hoteles, hostales y pensiones, con mayores requisitos según la categoría, por lo que a grandes rasgos marcamos aquello que define a cada grupo sin navegar, de momento, en las categorías.

  1. Propietarios: Los hoteles, principalmente los de 3-4-5 estrellas suelen pertenecer a cadenas, el resto de categorías suelen ser establecimientos familiares así como hostales y pensiones, por los que el trato y acogida suelen ser diferentes.
  2. Edificio: En la mayoría de los casos tanto las pensiones como los hostales pueden ocupar una o varias plantas de un edificio, en otros casos, como en los hoteles son edificios independientes.
  3. Instalaciones: Hostales y Pensiones suelen ser más austeros y sin grandes pretensiones en sus instalaciones y zonas comunes. Aún así, dependiendo del edificio, no están obligados a contar con ascensor propio o servicios de restauración.
  4. Prestación de servicios: Renovarse o morir. Cada vez es mayor el número de establecimientos que cuentan con wifi gratuito, televisión, e incluso baño privado en hostales y pensiones. Aunque la tradición nos debe llevar a pensar que muchos de estos establecimientos disponen de baño compartido. Los hoteles también entran en la vorágine de las exigencias de clientes y siendo veteranos en servicios como caja fuerte, minibar, televisión de pantalla plana, teléfono, wifi gratuito, … todos disponen de baño completo privado. Otros servicios como carta de almohadas son también ofrecidos por los hoteles en base a sus categorías.
  5. Medidas de las habitaciones: Es un tema muy criticado en redes sociales cuando se quiere poner una queja o crítica a los establecimientos hoteleros. Pero señores, tengan en cuenta que todos los registrados en el Ministerio de Turismo correspondiente, cumplen con las medidas establecidas según categoría.
  6. Baño privado o compartido: Mencionado en el punto 4. Los hostales y pensiones salvo en contadas ocasiones, no cuentan con baño completo privado, algunos disponen de aseo privado pero si quieres tomar una ducha… puede ser que debas compartir el baño y esperar tu turno. Importante concienciarse y preguntar o revisar en la web para no llevarse sorpresas.
  7. Precio: Obviamente, a mayor categoría mayor precio, la ubicación del establecimiento también es importante e incluso el edificio donde se encuentre. Aún así, existen fechas en las que la guerra de precios es latente, sobre todo, en destinos turísticos de fin de semana, la demanda es tan alta como el precio. Te animo a descubrir destinos de domingo a jueves y te sorprenderás gratamente. Depende de tus necesidades a satisfacer, tu rango de edad, etc etc… existen opciones bastante atractivas.

Podemos destacar más diferencias, pero las principales, a la hora de decidirte por una tipología u otra, son las mostradas.

La clasificación es amplia, y las nuevas tendencias siguen marcando más distribución a la hora de buscar un alojamiento: apartamentos turísticos, viviendas turísticas, casas rurales…

Busca tu opción!

Qué opinas?

anuncio chinchetas

 

El buen hacer

Existen sólo dos maneras de hacer las cosas: bien y mal.
Como bien es sabido, el fin justifica los medios… o no?
Puedes hacer creer que tienes una gran cartera de fans, comprándolos… pero eso te hace mejor?
Tarde o temprano cada cual opinará de una manera en función de las expectativas por las que se ha pagado, aunque puede que la tarifa no sea realmente importante si la atención al cliente y el servicio en general te ha dejado un mal sabor de boca.
En esta gran vorágine de las redes sociales hemos perdido un poco el norte. Parece que todo vale, pero realmente en algunos casos parece que sólo hay una máquina que hace recuento detrás de esas fotos maravillosas.
Humanicemos el sentido y ofrezcamos un servicio real que cubra las expectativas de nuestros clientes y no nos dejemos llevar por la fama, pues como dice el viejo refrán, torres más altas han caído.
Detrás de cada establecimiento, sea del tipo que sea, hay un equipo humano que se esfuerza por ofrecer lo mejor de sí y demostrar de este modo que todo forma un conjunto en sí mismo y es por eso por lo que merecerá la pena regresar.
No es la primera vez que en una de las famosas redes sociales (o antisociales) escribo una deferencia hacia el personal del establecimiento y recibo un “me gusta” que no me sabe a nada.
Seriamente planteémonos quiénes somos, qué se espera de nosotros, y qué es lo que realmente esperamos de los demás.

 

manejo-de-redes-sociales.com

¿Externalizar? That´s the question.

Desde que se inventara la empresa externa, o bien dicho, empresa de outsourcing, poco parece sufragar un mayor gasto que el derivado del personal.
Por suerte o por desgracia, no todos los puestos pueden ser externos…. ¿o sí?
 
Existen departamentos que se ven afectados directamente por la ocupación o número de servicios de un establecimiento hotelero, por lo que en función de estos parámetros el servicio externo nos permite controlar los costes que estos departamentos pueden tener en fechas puntuales.
 
                El departamento más sufrido es el de limpieza, restauración… recepción y hasta la dirección.
limpiador
                Hace tiempo que sabemos que no existen contratos fijos, pero, sí puestos fijos que no deben faltar en modo presencial en un hotel. De ahí que optemos por una figura externa que posea especialización en el departamento que le corresponda así como conocimiento del lugar donde podrá trabajar de forma temporal.
 
                Cataloguemos pues una figura de servicio mínimo como representa el departamento de recepción, aunque tampoco se libra, pues hasta el propio jefe de recepción (si existe) también desempeña las funciones propias y las de un departamento “embudo”.
 
                Con las nuevas tecnologías se han originado determinados puestos virtuales que no requieren presencia física, puestos que cada vez son más externos y que además también procuran tareas que el jefe de recepción ya no puede desempeñar.
 
                Muchos establecimientos siguen actuando de forma reacia a esta figura no presente en su día a día pero que sin duda provocan que tu negocio siga en pie.
 internet
¿Dejarse llevar por internet?
Pues, disculpe que le diga, sí.
 
No queda más remedio que entramar un marketing plan 2.0 para que tu hotel siga las tendencias, al igual que cambias las cortinas o los colchones…
 
                Seamos conscientes de que ya todo el mundo puede hablar de ti, bien o mal, y que el boca a boca sigue haciendo estragos…. Incluso en internet.
 
                No sumes tus gastos ante quejas compradas y comentarios sobornados.
 
Optimiza a tu personal todo lo que puedas, pero ten en cuenta que la especialidad, el conocimiento y el buen hacer contribuyen a convertir dichos gastos en beneficios si quieres seguir en la cresta de la ola o probar a subirte a ella.
crestadeola